Etiquetas

,

Aquí tenéis una muestra de los marzuelos cogidos esta temporada en el pinar que está detrás de nuestra casa rural.

1peq

El “higrophorus marzuolus” (marzuelo en castellano, martxoko ezko en vasco y marsot en catalán), es la primera seta del año y una de las más apreciadas de la temporada setera primaveral.

Aparecen entre enero y abril (estamos ya al final de la temporada) y gustan de los bosques de hayas y pinos. De hecho, un truco para encontrarlos es buscar en zonas en las que crecen los Boletus pinicola.

Es una seta difícil de localizar: apenas se alzan sobre el terreno, las vamos a encontrar prácticamente enterradas, y su sombrero, oscuro, gris negruzco, se mimetiza muy bien con el entorno. Eso sí, tiene una gran ventaja frente a otras especies: no hay posibilidad de que la confundamos con ninguna otra seta no comestible.

Una forma sencilla y muy agradecida de prepararlas es salteadas con cebolla, también están estupendas en revuelto, acompañando guisos, o con una escalibada.

Aquí os proponemos cocinarlas en el horno con patatas laminadas, ajo y perejil.

Ingredientes para cuatro personas :

· Entre 7-8 patatasMarzuelos

· 750g de marzuelos

· 3 cucharadas soperas de aceite de oliva

· 1 cabeza de ajo que cortaremos en dados

· perejil

· sal y pimienta

Limpiamos las setas, lo mejor es hacerlo frotándolas con un trapo húmedo con las láminas hacia abajo. Si se hace necesario pasarlas por agua, lo haremos con las láminas hacia abajo y luego secaremos de la misma forma (trataremos de mojarlas lo menos posible porque pierden aroma y absorben mucha agua).

Cortamos el pie al ras al borde de las láminas y lo partimos en dos. El sombrero lo cocinaremos entero.

Pelamos las patatas y las cortamos en láminas.

En una cazuela apta para horno y que disponga de tapa, pondremos en capas alternas las patatas y los marzuelos.

Ponemos en el horno a 200º y dejamos que reduzca.

Cuando las setas hayan soltado el agua, añadiremos las 3 cucharadas de aceite y dejamos que reduzca a 100º.

A los 20 minutos, le añadimos el ajo cortado en dados, la pimienta, el perejil y dejamos unos 5 minutos más en el horno apagado.

Podemos comerlos solos o como acompañamiento para carnes.

 
Anuncios